up arrow

5 situaciones en las que aplicar Design Thinking

Aplicar Design Thinking ha estado en duda hace unos años.

Muchas empresas lo han puesto en marcha.

Pero aún así, más del 95% de los directivos se queja de que no consiguen los resultados esperados de la innovación.

Quizás tu jefe es uno de ellos. 

La mayoría de los proyectos que estás haciendo son innovaciones incrementales. Mejoras sobre algo que ya tienes.

O aún peor. Tus innovaciones más arriesgadas no tienen el éxito que esperabas.

Y entonces las expectativas de la innovación se pincha como un globo en manos de mi hijo Andrés.

 

¿Por qué pasa esto?

 

Porque una gran idea innovadora requiere tiempo para madurar.

He visto demasiados casos que han empezado la casa por el tejado. Tenemos un problema, tocamos zafarrancho, reunión de crisis, brainstorming y a ver qué sale.

Yo también actuaba así en otros trabajos.

Hasta que aprendí que la innovación no funciona así.

Varios estudios sobre innovación hablan que las grandes ideas innovadoras necesitan tiempo para incubar. 

Y la combinación de diferentes conocimientos.

Entonces, ¿qué te va a salir de una reunión de crisis, con las mismas personas?

Lo mismo de siempre.

El problema es que ya lo sabes.

Pero ahora tienes la oportunidad de cambiarlo.

 

 

Design Thinking: Otra forma de conseguir ideas innovadoras (y más)

 

Design Thinking es una metodología que te permite resolver problemas de negocio utilizando el enfoque de los diseñadores: holístico y centrado en el usuario.

Eso seguramente ya lo sabes. 

Pero quizás no conozcas que las ideas innovadoras de éxito cumplen tres requisitos:

  • Son deseables por las personas (si no resuelven un problema, nadie pagará por ellas)
  • Son tecnológicamente factibles (que puedas fabricarlas a un coste competitivo)
  • Son viables económicamente (que aporten al negocio, es decir, que sean rentables)

Cuando quieres aplicar Design Thinking en innovación, te estás enfocas en la primera variable.

Pones a las personas en el centro.

Ves en el mundo con sus ojos.

Testas tus ideas innovadoras con ellos. 

Las adaptas con su feedback y vas, poco a poco, desarrollando algo que realmente tiene valor.

Así que si tienes un reto y quieres conseguir ideas realmente innovadoras, tu herramienta es el Design Thinking. 

Da igual es un nuevo producto, un servicio, un proceso interno… 

La clave, es combinar las herramientas más adecuadas con el mindset correcto.

Y practicar mucho.

 

 

Aterrizando: 5 situaciones en las que aplicar Design Thinking

 

Design Thinking significa pensamiento de diseño.

Es una forma diferente de afrontar los problemas de negocio, en los que ponemos a las personas en el centro. 

Y podemos aplicarlos a diferentes situaciones en la empresa.

Voy a explicarte por qué es interesante aplicar Design Thinking en cada situación y qué hago en Innolandia para ayudar a mis clientes.

 

#1 ¿Necesitas desarrollar nuevos productos y servicios antes que la competencia?

 

Por qué

El tiempo de vida medio de los productos se ha reducido radicalmente.  

El cliente un día quiere una cosa y al contrario lo siguiente.

En este entorno, apenas tienes tiempo de adaptarte, tienes que dar un paso adelante y explorar opciones innovadoras para no quedarte atrás, entendiendo realmente los problemas de tu usuario.

 

Solución

Este es el caso clásico.

Innolandia y Grupo Enfoca hemos diseñado (sí, con también con Design Thinking), nuestra solución Dxperience, donde aplicamos la metodología de 5 fases de la d.school de la Universidad de Stanford 

Conseguirías generar soluciones innovadoras, que testaremos en mercado real en menos de 90 días.

Si quieres saber más, sólo pincha aquí.

 

#2 ¿Tienes un reto innovación con muy poco tiempo para hacerlo?

 

Por qué

Una de las mayores barreras para innovar es la falta de tiempo. 

Por eso, cuando te enfrentas a un reto o una decisión complicada, te da pereza y no le dedicas todo el tiempo necesario a explorar, buscas la solución rápida o directamente lo dejas pasar. Y se retrasa una y otra vez. 

La clave para resolver estos retos, en los que no tienes tiempo o proyectos que se atascan es enfocarse, y darle un empujón. 

 

Solución

Siguiendo el modelo de Google Ventures, aplicamos diferentes herramientas de empatía (buyer persona, customer journey, mapa de cliente), de ideación (bocetos en 4 pasos, museo…) y de validación (prototipos y experimentos), elegidas a medida para cada cliente

Conseguimos testar una solución a tu reto en una semana.

Si quieres saber más, sólo pincha aquí.

 

#3 ¿Tienes una solución de alta tecnología pero no sabes dónde aplicarla?

 

Por qué

A veces, tienes una solución pero te falta el problema a resolver. Es el origen tech push de las ideas, las que vienen de la alta tecnología.

Tu departamento es fuerte en I+D, o trabajas en un centro tecnológico. Tienes un montón de proyectos metidos en los cajones, pero no sabes cómo comercializarlos. 

Aplicar Design Thinking en el sentido habitual no funciona.

 

Solución

A partir de nuestra experiencia con clientes tecnológicos, le hemos dado la vuelta a Design Thinking. Te ayudamos a encontrar los problemas en los que tu solución pueda ser viable.

Trabajamos con talleres para encontrar problemas sin resolver donde encajar la solución tecnológica

Si quieres saber más, sólo pincha aquí.

 

#4 ¿Necesitas innovar en el modelo de negocio de tu empresa o productos?

 

Por qué

Tu sector está en disrupción. Están apareciendo nuevos competidores, soluciones diferentes que encantan a los clientes, y tu modelo de negocio ya no da resultados.

O has tenido experiencias en las que buenas ideas se han perdido, se han convertido en proyectos súper complejos, que luego no han llegado a nada. Y acabas agotado emocionalmente.

 

Solución

En este punto, damos el salto a Lean Start-up. Diseñamos un modelo de negocio diseñado para tu idea, con un plan de validación en marcha.

Trabajamos con el concepto de Sprint para identificar cuáles son los riesgos principales de la idea, y validarlos con pequeños experimentos rápidos con el ciclo Construir – Medir – Aprender.

Si quieres saber más, sólo pincha aquí.

 

#5 ¿Cómo puedes desarrollar capacidades de innovación ágil en tu equipo?

 

Por qué

Los problemas de las organizaciones son cada vez más complejos, con múltiples variables, poca información (o a veces exceso) y muy poco tiempo.

Tu equipo se siente perdido en este nuevo entorno y necesitáis aprender a hacer las cosas de forma diferente.

Te ayudamos a entrenarte en técnicas de innovación y el mindset (mentalidad) para sobrevivir en un mundo cambiante que requiere innovadores.

 

Solución

Diseñar un programa de entrenamiento a medida de cada equipo, para desarrollar el ADN del innovador de los participantes.

Si quieres saber más, sólo pincha aquí.

 

Si has llegado hasta aquí, es porque te interesa aplicar Design Thinking.

Crees que es una herramienta que te ayudará a acelerar tus resultados de innovación y hacerlos más visibles.

Design Thinking es mi herramienta favorita de innovación y te he contado 5 aplicaciones en las que puede ser útil:

  • Para desarrollar nuevos productos y servicios, centrados en el usuario
  • Para dar un empujón a un reto de innovación en poco tiempo
  • Para encontrar problemas en los que puedas aplicar tu solución
  • Para diseñar nuevos modelos de negocio disruptivos
  • Para desarrollar las capacidades del ADN Innovador en tu equipo

En Innolandia aplicar Design Thinking en todos nuestros proyectos internos. 

Hemos conseguido ser mucho más rápidos (apenas semanas), que el 20% de los ingresos vengan de proyectos del mismo año.

Y sí, si quieres, puedo ayudarte a conseguirlo a ti también.

Si quieres saber más, sólo pincha aquí.

 

Escribe un comentario

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.

2 comentarios

Ángel,
Comparto contigo el potencial que tiene Design Thinking para poner al usuario en el centro de aquello que queremos conseguir a través del proceso de innovación, además de testar, de manera bastante rápida y fiable, si vamos por el buen camino.
Sin embargo, Design Thinking tiene un punto débil: no tiene herramientas potentes para la fase más creativa y crítica a la hora de resolver un problema o reto, la fase IDEAR.
En esta fase se aplican técnicas basadas en métodos aleatorios de ensayo y error, lo cual conduce a procesos de búsqueda de soluciones que consumen mucho tiempo y son poco efectivos (con resultados escasamente novedosos), sobre todo porque están condicionados por la inercia psicológica de los participantes.
Una alternativa muy útil es combinar Design Thinking con una metodología sistemática y estructurada como TRIZ, principalmente en la fase IDEAR.
Saludos.

Gracias Aitor por compartir. He leído alguna cosa sobre TRIZ y puede ser útil. Yo particularmente veo Design Thinking como un «framework», un marco de trabajo. Y hay centenares de herramientas para aplicar, de otros métodos, como TRIZ o toda la base de conocimiento de pensameinto creativo.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Y recibirás gratis el ebook “Herramientas digitales para innovadores».
Más de 10.378 están dentro de la comunidad.