up arrow

#InnovaciónEnConsultoría. Las redes de innovadores

Las redes de innovadores son fundamentales

Te ayudan a acelerar la innovación

A obtener ideas fuera de la caja

Porque tienes una mochila muy pesada con tu forma de hacer las cosas

Si eres un pequeño consultor@, las redes de innovadores es una de las dos únicas estrategias para crecer y escalar.

Si trabajas en un departamento de innovación de una empresa, tú también eres consultor@ de innovación.

Intern@

Pero consultor@

Así que esta serie de post es para cualquier profesional de la innovación.

Te cuento.

En el primer post de la serie #innovaciónenconsultoría analizamos la cadena de valor del sector KIBS

En este segundo post de la serie voy a contarte mis aprendizajes profundizando sobre lo que son las redes de innovadores y los elementos que la forman.

En el tercer y último post te resumiré el caso de cómo lo estamos haciendo en Innolandia para conseguir un modelo de negocio flexible en red.

Empezamos!

 

2 estrategias para escalar un modelo de negocio basado en conocimiento

Como te conté hace unas semanas, la consultoría (y en general los servicios), tienen modelos de negocio intensivos en personas.

Son poco escalables

Si quieres crecer, hacer más proyectos, necesitas más personas.

En un departamento de innovación, tienes el mismo problema.

Si quieres hacer más proyectos, necesitas más personas.

Crecimiento lineal.

Esto te carga de costes fijos y te obliga, como consultor / innovador, a lo que yo llamo tragar sapos. Hacer proyectos que realmente no te interesan.

Pero te dan una subvención o una factura para pagar las nóminas del equipo.

¿Te suena?

Si trabajas en un centro tecnológico o una ingeniería, ¿cuántos proyectos has tenido que hacer, que no eran de tu core business, porque no sabes cuándo volverás a facturar?

El síndrome del perro hambriento.

La base de la disrupción que está sufriendo el sector KIBS se basa en dos palancas: 

  • el acceso al conocimiento
  • el acceso a la tecnología para transformarlo y distribuirlo.

Por eso, a día de hoy, un pequeño consultor puede escalar el negocio, es decir hacer que dependa menos de sus horas de trabajo utilizando estas dos estrategias.

#1 Digitalizar los procesos

La bomba atómica que está suponiendo el coronavirus está demostrando que muchas empresas tienen mucha grasa. 

Procesos innecesarios, protocolos absurdos, herramientas inútiles, tareas huecas.

Las herramientas digitales están transformando la manera de trabajar, a lo bestia. 

Sin avisar.

Un experimento de transformación digital sin anestesia.

En Innolandia nacimos digitales. Tenemos un modelo de negocio mixto on – off, que afecta a todos nuestros procesos.

Pero no es suficiente. Necesitamos una estructura en red.

#2 Crear redes

La segunda estrategia, la creación de redes de innovadores es donde estoy profundizando actualmente.

Estoy explorando un modelo de negocio flexible. 

Que no cargue de costes a los que haya que dar de comer

Pero que se pueda extender, como un muelle, para hacer grandes proyectos.

Hace unas semanas, pedí ayuda en Twitter sobre materiales interesantes para la construcción de redes y trabajo colaborativo.

Y aquí van algunas notas sobre lo aprendido.

 

Qué son las redes de innovadores

Las redes de innovadores son un modelo organizativo que permite conectar diferentes personas entre sí para conseguir un resultado, sin una estructura jerárquica.

Sin aburrirte mucho, las redes están formadas por nodos, puntos de conexión, en las que se establecen relaciones entre ellos.

Un nodo es una persona

Pero…

¿Por qué conectan las personas?

Las personas (nodos) se relacionan porque tienen intereses comunes

Si no hay algo que les una (un reto, una misión, un interés personal) la red no funciona.

Dependiendo de este fin, puedes encontrar dos tipologías de redes:

 

Las comunidades de práctica,

Orientadas hacia al aprendizaje. 

Diferentes personas unidas para compartir lo que saben y aprender sobre un determinado tema.

En Innolandia hemos creado una Comunidad de Práctica con los alumnos de la 1ª edición del Máster de innovación mínimo viable, para seguir aprendiendo.

O hemos ayudado a la formación de una CdP de técnicos de innovación de los ayuntamientos de la provincia de Alicante, de donde salió el proyecto “Te cuiden…”

 

Las redes productivas

Explica José Miguel Bolívar que la gran diferencia es que las redes productivas están orientadas hacia un resultado concreto, por ejemplo desarrollar un negocio conjunto, etc….

El punto de arranque habitual de una red es un proyecto. 

El objetivo de resolver algo que interesa a dos o más partes.

Yo he aprendido que hacer un proyecto en colaboración no genera una red. 

Es una primera conexión, una primera cita. 

La red necesita ser estable y para eso hay que darle de comer. 

Empiezas haciendo un proyecto, después otro, vas cogiendo confianza, hasta que la relación se consolida.

Es el caso que tenemos con Grupo Enfoca

Vamos, igual que una relación de pareja.

 

Elementos de las redes de innovadores

Para entender cómo construir una red, es muy importante entender cuáles son los elementos que la componen.

Uno de los mejores referentes en gestión de redes de colaboración es Tejeredes, donde puedes encontrar un ebook gratuito muy interesante.

Identifico 3 elementos básicos.

#1 El propósito

El interés común de dos nodos, o personas, es que tienen un propósito común.

Algo que es de interés para las partes y les lleva a buscar otras personas con las que colaborar.

Por ejemplo, en Innolandia, el propósito es un proyecto concreto. Sobre ese interés mutuo, comienza a tejerse la red.

Poco a poco, el propósito se hace mayor, más ambicioso, a partir de la confianza entre las personas que forman la red.

#2 El valor de intercambio

Parte de que una red está constituida por nodos que comparten y generan tres tipos de valor: 

  • Valor social, basado en el conocimiento mutuo y la relación
  • Valor de conocimiento, basado en los aprendizajes compartidos
  • Valor económico, basado en productos y servicios comunes

Para mí, las redes de innovadores que funcionan son un modelo yo gano – tú ganas, porque compartimos cosas, en las que las dos o más partes salimos beneficiados.

Pero…

¿Qué gano yo y qué te ofrezco beneficioso a ti?

En este caso es muy interesante utilizar la herramienta “Gives & Gets”, donde analizamos para miembro de la red qué aporta y qué necesita.

En mi opinión, para colaborar necesitas un doble encaje: técnico y social

Técnico, para evitar que solapen perfiles, capacidades y experiencias. 

Se tiene que aportar algo diferencial, porque si no estaremos construyendo un modelo de “músculo”: más recursos iguales para hacer más trabajo.

Y por otro lado, encaje social. Química. Confianza.

Al final somos personas y trabajamos con otras personas. 

Si no hay química, es muy probable que los conflictos que surjan destruyan la relación de la red.

#3 Los roles dentro de la red

Otro de los elementos clave dentro de una red, son los roles que adopta cada nodo.

Un modelo interesante es el de Belbin, que identifica hasta 9 roles críticos en un grupo de personas colaborando 

Es válido perfectamente para las redes.

Un segundo modelo es el de los profesores Walter Powell y Stine Grodal de la Universidad de Stanford

En 2006 publicaron un estudio en el que analizaban el impacto de las redes para los procesos de innovación.

Piensa que en 2006 estábamos en el inicio de la innovación abierta, y se centraron en 

  • Red primordial,

Las personas comparten el valor social y trabajan en comunidad, para un interés común, pero con poca estructuración.

  • Red colegio invisible

Se comparte el valor de conocimiento, de forma fluida y abierta. Está más cerca de las Comunidades de Práctica.

  • Red cadena de valor, 

Se comparte el valor económico. Esta es la tradicional de los proyectos, donde suele existir contratos de confidencialidad

  • Red estratégica, 

Se busca colaboraciones globales, más integradas, que puedan llegar a ofrecer un valor económico continuado. Es el caso de las joint ventures o alianzas, como la que tengo con Grupo Enfoca.

Mi conclusión sobre el concepto de las redes de innovadores es que tienen que estar equilibradas.

Tanto en el propósito, en los roles y en el valor compartido.

Por ejemplo: si un centro tecnológico viene constantemente a pedirte ofrecerte hacer proyectos, que no encajan en tu estrategia de innovación, realmente la red está desequilibrada.

Y acabarás mandándolos a paseo.

O al revés.

Si damos un paso más allá, lo realmente interesante para mí de la red es que es flexible y aporta un enorme valor a un modelo de negocio KIBS (o de cualquier otro tipo).

Pero eso lo veremos en el siguiente post de esta serie sobre #innovarenconsultoría.

Escribe un comentario

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Más de 10.378 están dentro de la comunidad. 

Y recibirás gratis el ebook “Herramientas digitales para innovadores».

Suscríbete a nuestra Newsletter