STOP: ¿sabes para quien innovar?