Seguro que ya me lo has leído antes. No existe un modelo globalmente aceptado para gestionar la innovación empresarial, así que cada entidad intenta definir, con mejor o peor fortuna,

Share