Dice un cliente que para descubrir nuevas ideas escondidas, necesitas leer mucho y “tener las orejas tiesas” Estar atento a lo que se mueve. Observar Constatación práctica de una de

Share