Convierte la vigilancia tecnológica en una máquina de generar ideas