Mito 3: No tengo tiempo para innovar. 4 estrategias desconocidas conseguirlo