Las 2 claves para innovar: actitud y metodología